Saltear al contenido principal

CÓMO HACER CROQUETAS, UN INDISCUTIBLE ÉXITO ASEGURADO

Los expertos aún no han llegado a una conclusión clara sobre por qué las croquetas son ese plato que le gusta a todo el mundo. Nada más ver unas croquetas, tendemos a sonreír, salivar, soñar… ¡QUÉ TENDRÁN!

Entonces nos preguntan, ¿cómo hacer croquetas? Vamos a ver paso a paso cómo podemos hacerlas en nuestra casa y tener un segundo plato estupendo esperándonos a la hora de comer. ¡Vamos con ello!


INGREDIENTES

1 Cucharada sopera de aceite de oliva o mantequilla
2 Cucharadas soperas de harina
1/4 Litro de leche o un poco más
2 Huevos
100g Pan rallado
Nuez moscada
Sal
Sabor a elegir


A POR LA BECHAMEL

1. Toca tostar la harina

Ponemos la sartén en el fuego con el aceite de oliva o bien la mantequilla. Cuando esté un poco caliente se aparta la sartén y se va echando la harina moviéndola hasta que se vea que se hace masa. Es importante removerla durante 3 o 4 minutos para que se tueste la harina y las croquetas no sepan a harina cruda.

2. Vamos a darle forma a la bechamel

Se pone nuevamente la sartén en el fuego y se añade la leche poco a poco sin parar de mover la masa hasta que veamos que está cocida. La clave para saber si está lista o no es pasar la cuchara por la masa y ver que se desliza de la sartén con consistencia.


Llegó el momento entonces de añadir la nuez moscada, un poco de sal y el pollo/jamón… Déjala cociendo en la sartén sin parar de moverla hasta que termine de espesarse.

CARIÑO Y REPOSO

3. Un poco de frío le vendrá bien

Una vez ya hemos conseguido que espese la bechamel y esté en el punto perfecto, la vertemos en una fuente o envase y la dejamos reposar hasta que pierda la temperatura.


Después la meteremos directamente a la nevera tapándola con papel film para que no se seque. Una vez quede bien fría y compacta estará lista para que la cocinemos.

EMPIEZA LA FIESTA

4. Toca darle forma

En primer lugar, cogemos un plato y batimos un par de huevos. A su vez en otro plato, ponemos pan rallado. Cogemos entonces nuestro recipiente con la masa fría y ahora llega lo bueno.

Puedes hacerlo con las manos o con dos cucharas, te aconsejamos este último (aunque puede que no sea tan divertido). Hazles la forma que quieras, ya sea redonda u ovalada y ve pasándolas por el huevo y después por el pan rallado. Acuérdate de empanar bien la croqueta y dale la forma, que quede bien cubierta y compacta. Y así con todas.

5. A freír se ha dicho

Coloca una sartén y fríelas con bastante aceite caliente, que las cubra.

Dales la vuelta con cuidado y no las dejes mucho tiempo porque se queman muy rápido. Cuando veas que van cogiendo un tono dorado significa que ya están listas. Sácalas y ponlas encima de un plato con papel de cocina para que terminen de soltar todo el aceite.

6. Disfrute asegurado

Ya tendríamos preparada una tirada de pura ambrosía terrenal.

CROQUETAS

En caso de que no queramos hacer toda la masa y nos sobre, volver a envolverla con papel film y a la nevera de vuelta. 😉 ¿A que ya no podemos decir que no sabemos cómo hacer croquetas?

 

¿Te ha entrado un poco de hambre? ¡Echa un vistazo a nuestra carta!


Síguenos en Redes Sociales

Facebook / Instagram / Tripadvisor

Mucho más que una cafetería...
Volver arriba