Saltear al contenido principal
Cómo Cocinar Bien Las Setas

El secreto para cocinar bien las setas

Aunque hay otoños más seteros que otros, dependiendo de la climatología, las setas siempre son una excelente opción culinaria, aunque tienen sus secretos. Cocinar bien las setas no es tan sencillo como parece.

Los secretos de las setas

Cómo hacer setas

Las setas han sido tan importantes en la historia como para provocar cambios en familias y reinados y, no precisamente por su buen sabor, sino porque suponían la opción más fácil para eliminar enemigos y personas incómodas desde la antigüedad.

Aunque las setas venenosas han dado mucho que hablar, lo cierto, es que son las menos, porque dentro del mundo micológico existen más de 1000 variedades comestibles. Así que, podemos estar tranquilos, siempre que nos aseguremos de comprarlas en el lugar adecuado.

Los hongos son muy apreciados porque su textura y sabor no se encuentran en ningún otro producto natural. Sin embargo, en muchas ocasiones, una mala cocción o conservación hace que pierdan todas sus propiedades.

En Astral Café queremos contarte algunos trucos para que puedas cocinar las setas perfectas.

6 trucos para cocinar bien las setas

trucos para cocinar bien las setas

  • 1.- Comerlas frescas. Las setas en su mayoría están compuestas por agua, por lo que conviene comerlas frescas o se estropearán rápidamente. Para saber si una seta es fresca, su piel debe ser lisa y estirada, y sus láminas inferiores de colores claros, aunque sean intensos.
  • 2.- Lavar bien las setas. Si bien existe una moda que nos indica que no hay que lavarlas, esto es un error. Las setas están expuestas a muchísima suciedad, como son las micciones de los animales que pasan por allí, por lo que conviene lavarlas siempre. Lo que no hay que hacer es sumergirlas en agua, sino lavarlas con un hilo de agua. Algunas variedades muy delicadas conviene limpiarlas con un trapo húmedo para quitarles la tierra.
  • 3.- No mezcles setas. Ya sea para conservarlas o cocinarlas, es mejor que cocines por separado cada variedad de seta, ya que cada una tiene su punto de cocción y una forma idónea de preparación.
  • 4.- No conservarlas. Las setas conviene comerlas en el día. No compres demasiadas para luego tenerlas en la nevera, ya que se estropean en seguida. Si necesitas guardarlas en la nevera, que sea siempre en un recipiente abierto y cubiertas por un trapo húmedo.
  • 5.- No las condimentes demasiado. Mejor sin ajo, ni especias para poder apreciar bien su sabor. Tampoco cocines las setas con un aceite de sabor intenso como el aceite de oliva virgen, mejor con aceite de girasol. La sal que sea fina para que penetre bien.
  • 6.- Sartén caliente. Lo mejor es cocinarlas poco tiempo, para que no pierdan su textura y sabor. Existe una tendencia de cocinarlas demasiado y es un error. Pon las setas cuando esté la sartén caliente y no las cocines más de 10 minutos. Deben quedar al dente.

Por último, te recomendamos no tomarlas en la cena, y en cantidades pequeñas, porque, aunque no sean venenosas, las setas pueden ser indigestas para algunos estómagos delicados.

En Astral Café esperamos que te salgan unas setas estupendas, pero, si no es así, siempre puedes venir a probar nuestros huevos estrellados con perlas de trufa negra. Harán que se te salten las lágrimas de gusto.

Puedes reservar mesa en nuestro restaurante, llevártelo a casa o recibir tu pedido a domicilio dónde nos indiques.

Y no olvides seguirnos en Facebook e Instagram para estar al día de nuestros consejos y novedades.

 

Mucho más que una cafetería...
Volver arriba