Saltear al contenido principal
Recetas Alternativas De Torrijas

Recetas alternativas de torrijas para Semana Santa

¿Sabes por qué se comen torrijas en Semana Santa? Hay tradiciones tan arraigadas que no nos planteamos de donde proceden. ¿Siempre se han elaborado de la misma manera? ¿son todas las recetas de torrijas iguales?…

En Astral Café te vamos a poner al día sobre todo lo referente a las torrijas y proponerte alternativas a las tradicionales recetas de torrijas.

Las torrijas, una receta romana

Procedencia de las torrijas

Parece mentira que hayan pasado más de 2 siglos por las torrijas, pero así es. La primera receta de torrijas procede de un gastrónomo romano, allá por el siglo I d.c. El cocinero se llamaba Marcus Gavius Apicius, y dejó escrita su receta de las torrijas que, por aquel entonces, se elaboraba con miel en vez de azúcar, lo que realmente no les restaba ni un ápice de calorías, pero sí eran más sanas al eliminar el azúcar.

Desde entonces, la receta no ha variado mucho, aunque sí ha ido perfeccionándose hasta llegar a las recetas más sofisticadas de nuestros días.

En la Edad Media se las daban a las mujeres después del parto para que recuperasen fuerzas rápidamente y, más tarde, se empezaron a tomar en Cuaresma para compensar las calorías perdidas al no tomar carne.

Lo cierto es que hace ya muchos años que la receta de las torrijas se desligó de la religión, y la nueva cocina empezó a innovar nuevos ingredientes en los que mojar el pan duro.

Actualmente hay torrijas de todo tipo: de café, de licor, de vino, e incluso, con chocolate y naranja.

Recetas alternativas de torrijas

Otras recetas de torrijas

Aunque la gran triunfadora de las mesas españolas es la receta tradicional, es decir, aquella en la que el pan duro se remoja en leche con canela y luego se fríe, lo cierto, es que hay tantas variedades de torrijas como a uno se le ocurra inventar.

En Astral café te dejamos algunas recetas alternativas a la torrija tradicional para los más atrevidos.

  • Con pan de naranja y chocolate

Hemos encontrado que muchos prefieren esta receta porque el chocolate combina perfectamente con la naranja. Así que para los amantes del chocolate les invitamos a comprar pan de naranja, y pepitas de chocolate. La receta se elabora de la forma tradicional, pero con pan de naranja y como remate se le añaden las pepitas de chocolate.

Otra opción es mojarlas en leche chocolateada, solo apto para muy golosos.

  • Con plátano y canela

Otra variedad de la torrija en la que deberás hacer las rebanadas de pan más finas porque entremedias se introduce el plátano chafado a modo de bocadillo, para luego freírlo.

  • Con miel

Al estilo romano. Aquí deberás hacer un almíbar con azúcar, agua, miel, canela en rama y cáscara de naranja, y verterlo por encima una vez fritas.

  • Con fruta

Hay que matizar que no todo lo que lleve fruta es de régimen, porque las calorías de esta receta equivalen por lo menos a una semana en el gimnasio, pero el placer de comerlas también nos conducirá al séptimo cielo, así que todo es cuestión de prioridades.

En este caso la leche se mezcla con un poco de zumo de naranja y, sobre la torrija ya hecha, se puede poner toda la fruta que a uno le de la gana y le quepa en la boca.

  • Con alcohol

Si tienes más de 18 años, y quieres compensar la salubridad de la anterior receta con fruta, entonces moja el pan de torrijas en baileys, vino tinto o algún tipo de licor, y luego continúa con la receta tradicional. Verás que quedan estupendas.

Como podéis comprobar hay muchas maneras de hacer las torrijas, y no tenemos que esperar a Semana Santa para pegarnos este homenaje, porque una torrija siempre es bien recibida en la merienda o de desayuno… o a la hora que sea.

No olvides seguirnos en Facebook e Instagram para estar al día de nuestros consejos y novedades.

Mucho más que una cafetería...
Volver arriba