Saltear al contenido principal

Y LLEGÓ EL MOMENTO DE HACER TORRIJAS PARA SEMANA SANTA

¡Y sí! Ya llegó el momento tan esperado todas las Semanas Santas. Ya no sólo es por el festivo, porque nos reunimos con la familia a la mesa algún día, porque solemos no trabajar… Ya está aquí el momento de ponernos manos a la masa, y hacer torrijas, ese venerado postre, increíble merienda o golosón desayuno. ¡¡No cabemos en nosotros de la emoción!!

Es el dulce más típico que se prepara en España durante la Cuaresma y Semana Santa. Es muy sencillo de preparar y de llevar a cualquier evento, pudiendo quedar siempre muy bien con él.

Por eso hoy queremos enseñaros (para los que no sepáis claro) cómo poder hacer torrijas clásicas en casa, es decir, torrijas con leche. Si las hacéis así, seguro que no habrá nadie en la familia que no se atreva a probarlas y disfrutarlas.

Podemos encontrarlas realmente de muchos sabores, además de con leche, otras muy comunes son las torrijas con vino, torrijas con baileys, torrijas con chocolate…

hacer torrijas


INDREDIENTES

1 barra de pan
1 litro de leche
Canela
Limón
4 ct Azúcar
3 Huevos medianos
Aceite de Oliva Virgen Extra


¡MANOS A LA MASA!

1. Primer paso: ¿Cómo es el pan?

Es importante que el pan sea del día anterior, ya que de esta manera absorbe mejor la leche y es así como conseguimos hacer unas torrijas bien jugosas y cremosas.

Cortaremos entonces rebanadas del grosor que más nos guste, normalmente pueden ser de un centímetro y medio o dos.

2. Toca darle sabor a la leche

Cogemos un cazo y vertemos la leche, añadiendo el azúcar, la rama de canela y la piel de limón. Tenemos que tener un cierto cuidado con este último y evitar poner la parte blanca, ya que podría cambiar el sabor y no nos gustará.

Ponemos a calentar y cuando comience a hervir lo retiramos del fuego.

Es importante que la dejemos reposar hasta que pierda temperatura para poder empezar a utilizarla.

3. Volvemos con el pan

Es hora de conseguir que el pan se reblandezca, por lo que echamos la leche en una fuente y a continuación las rebanadas.

Dejamos que se absorba toda la leche y sabremos entonces que es el momento de continuar con la receta.

4. A freír

Cogemos un recipiente que nos resulte útil para poder manejar las torrijas y batimos los huevos. Una a una vamos rebozándolas.

Ponemos una sartén al fuego y le echamos el aceite mientras esperamos que se caliente.

Sin poner el fuego muy fuerte para evitar que se nos quemen, las vamos friendo hasta que nos queden doradas por ambos lados.

Cuando veamos que ya están en su punto, las sacamos a un plato con papel cocina para que puedan escurrir todo el aceite sobrante.

5. Último toque

¿Te gustan dulces? Es el momento de espolvorear canela o también azúcar.

¡Déjalas enfriar antes de empezar a degustarlas! Sabrán mejor 😉

torrijas

¿Quieres saber cómo hacer unas indiscutibles y exitosas croquetas?

¡Te lo enseñamos aquí!


Síguenos en Redes Sociales

Facebook / Instagram / Tripadvisor

Mucho más que una cafetería...
Volver arriba